¡nueva web! Te damos la bienvenida a la nueva casa de martuchela :)

Cómo recuperar el color de la bisutería

Tabla de contenidos

Como sabrás es normal que se vaya oscureciendo el color de la bisutería con el paso del tiempo.

¿Qué hacer entonces? Pues muy sencillo, con una bayeta seca frota la pieza y verás como ésta poco a poco va recuperando su brillo y color original.

También existen productos especiales para limpieza de metales, pero para asegurarte que funciona y no te va a estropear la pieza, haz una prueba en alguna parte pequeña y que no sea visible cuando te la pongas. Así si ves que funciona y deja el producto en perfectas condiciones lo podrás aplicar sin miedo en el resto; si por el contrario lo deja mal, pues tan solo habrás “estropeado” una pequeñita parte que encima no se ve.

Otra opción es que vayas alternando la bisutería con frecuencia. ¡Vamos! que no vayas siempre con el mismo colgante o los mismos pendientes, por ejemplo, sino que los combines y cada día utilices unos distintos igual que haces con tu ropa.

¡Ah! Y no guardes toda la bisutería junta, porque acabará arañándose y perdiendo el color o el esmalte que pueda llevar la pieza en cuestión; mejor hazte con un joyero y guarda cada cosilla de forma individual en su compartimento; así además encontrarás mucho más rápido lo que te quieras poner ese día.

Cuidados con la bisutería en acero inoxidable

Te acabamos de dar unos consejos sobre bisutería en general, pero y ¿qué sucede con la bisutería diseñada en acero inoxidable? pues que también requiere de unos sencillos cuidados para que te dure más. Cuidados que te contamos ahora mismo:

  • Evita guardar las piezas todas juntas, porque así se arañan, además de que se oscurecen más rápida y fácilmente, como sucede con la plata de ley, por ejemplo.
  • Evita el contacto con los líquidos, como el agua, la colonia y el sudor. Pero además aquí tienes que tener cuidado con la lejía, las sales alcalinas y cualquier tipo de producto químico.

Y al igual que te dijimos con la bisutería, el acero inoxidable también se puede limpiar para recuperar su color original, que con el tiempo y el uso también se irá perdiendo.

La forma más sencilla de limpiarla es con agua y un jabón neutro; aunque también existe una gamuza especial para que recuperen su brillo, pero igual que te aconsejamos con las piezas de bisutería, primero haz la prueba en un lugar no visible y pequeñito.

Un último consejo

Aunque más que un consejo es un truquillo para que te dure más la bisutería y sobre todo para que lo pongas en práctica si eres alérgica a los metales no nobles; y es que apliques una pequeña capa de esmalte de uñas transparente en la parte de la pieza de bisutería que vaya a estar en contacto con la piel. Una vez haya secado bien ésta actuará a modo de película protectora de aislará el metal de tu piel, no te dará alergia y ésta mantendrá durante más tiempo su color original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10% descuento en tu primer pedido

No aplicable a gastos de transporte ni servicios.